Cultura & Calle

LAFATBORDIEU: “SI TUVIERA QUE DESCRIBIRME EN UNA SOLA PALABRA SERÍA COLLAGE”

ESCRITO POR  EL 13 AGOSTO 2018

En un repaso por su trabajo, su vida personal y sus planes a futuro, el creador del proyecto artístico “Lafatbordieu” accede a esta entrevista con la única condición de no revelar su identidad.

Miraflores 615, en Bellas Artes. Son las 17 horas y un montón de autos y personas pasan por las enredadas calles cercanas al Parque Forestal. Un barrio lleno de gastronomía y cultura en pleno centro de Santiago, Chile. Un lugar idóneo para que un artista muestre su arte. Un lugar perfecto para indagar en las profundidades de Lafatbordieu, el emergente artista visual de las redes sociales.

Al entrar al local Chincon 613 el impacto visual te atrapa de inmediato. Cientos de afiches con ilustraciones y frases te hace sentir como si estuvieras dentro de un libro, cómo si uno mismo fuera parte de la obra misma. Y de fondo, tras una pequeña puerta, un pequeño jardín o cuarto al aire libre con varias plantas y, por lo demás, varias obras de arte creadas por los mismos miembros del local.

Javier, Felipe o Andrés, no tiene un nombre definido, más bien si lo tiene, pero no le gusta revelar su identidad. Tiene 23 años y su signo zodiacal es Leo, el signo más odiado según él. Muchos lo conocen como Lafatbordieu, el nombre de su proyecto artístico que cuenta con más de 40 mil seguidores en redes sociales. ¿Por qué el recelo a revelar su identidad al público? “Porqué yo no soy el artista. Yo soy el creador del artista y trabajo para él. El artista en sí no me representa 100%. Soy yo el que escribe, pero no soy yo el que publica. No soy el dueño de todas estas cosas, son cosas que van más allá de mí”, comenta el artista sin nombre.

¿Cómo nace el proyecto de Lafatbordieu? Hace cuatro en años en Argentina. Sus primeros pasos los dio en el teatro, actuando y escribiendo. Esos mismos escritos pasaron a formar parte de sus siguientes trabajos.

“La idea del proyecto es mezclar todas las disciplinas, mezclar teatro, mezclar cine. Hemos hecho cortometrajes, intervenciones, obras con espectadores, obras sonoras, teatro físico, ilustraciones, poemas, libros. La idea es que todo sea bajo una misma estética, bajo una misma guía. Y, tampoco es segregar una disciplina, sino que sea una expresión plena”, afirma el joven, quien es también fanático del jazz rockero.

Para los artistas en general la inspiración llega a través de muchas formas: de la música, de situaciones propias, de los sueños, etcétera. O no llega, porque no creen en la inspiración. Para Lafatbordieu la clave está en observar todo lo que nos rodea. “Soy de la postura de que uno tiene que estar alerta. Alerta de observar cualquier cosa. En cualquier lado puede haber una inspiración. La calle es una inspiración, una situación humana es una inspiración, unas personas tomando café es una inspiración, una película puede ser una inspiración, la música, bailar y soltar todo puede ser una inspiración. Hay millones de cosas de donde uno puede anclarse para crear. Todo está ahí y solo hay que verlo”, sostiene.

Viajar y turistear

Viajar por todo Chile y el extranjero. Ese es uno de los hobbies preferidos por Andrés –o tal vez Javier o Felipe, solo él y sus cercanos lo saben–. La sorpresa al ver las cosas desde lo ajeno es lo que más le gusta. No existe la palabra “favorita” en su vocabulario. Ni música, ni comida, ni lugares. Para él, todas las cosas van cambiando con el flujo del tiempo y de un momento a otro te pueden gustar cosas muy diferentes.

“Yo no creo en las cosas favoritas, ni colores ni comidas, ni lugares, porque yo te podría decir un lugar favorito ahora, pero en cinco minutos te podría decir otro. Aunque, en este momento me gustaría estar en Japón”, apunta. Cinco minutos después afirmaría que en ese preciso momento le gustaría estar en México.

El boom de las redes sociales y su amor por el arte

Con 30 mil seguidores en Facebook y 21 mil en Instagram, el proyecto Lafatbordieu ha tenido una masiva expansión en los últimos años. Lo que empezó como como una de las tantas formas de expresión artísticas pasó a ser el trabajo de este creador insaciable.

“Lo de los seguidores se fue dando. Se hizo el Instagram, Facebook, Tumblr y todas esas cosas. Empezamos a pegar con amigos cosas en la calle, íbamos disfrazados a dar papeles y ahí la cosa empezó a subir, la bola de nieve empezó a agrandarse y expandirse a otros países como Argentina y Perú”, afirma.

Según él, las redes sociales y la fama no son un tema tan importante. Lo que sí es esencial es el arte. “Mi amor por el arte nace como una búsqueda de expresión, a veces uno quiere escribir y una imagen lo dice todo por sí sola. O a veces una acción lo dice todo. El arte es una forma de decir las cosas”.

Su familia y las críticas por romper las normas de conducta

Abandonar la universidad para dedicarse al arte es una acción muy valiente y criticada dentro de una sociedad que te exige ciertas normas y que todavía ve con cierto recelo dedicar la vida a la cultura. Esto no es algo ajeno para él, ya que tuvo que sobrellevar las críticas de su familia y entorno, y como no, de una sociedad conservadora. Pero, con el paso del tiempo y tras ver el éxito de su proyecto, su familia ha comenzado a aceptar esta faceta suya. Bueno, una de sus tantas facetas.

“Al principio súper cuestionado por el hecho de no terminar la universidad. Ir a la universidad es un proceso social muy implícito, como que la gente tiene que ir y seguir ciertos patrones de conducta. De a poco el proyecto ha agarrado forma y ha dado resultados, así que mi familia está más tranquila, pero igual están siempre alertas, dicen que estoy medio loco”, asegura entre risas.

Lafatbordieu junto a un actor de la obra “Realidad”

Los planes de ahora y mañana

Se podría pensar que Andrés –como se autoproclama en esta ocasión– es una persona que no piensa en lo que pasará mañana, sino que en el hoy y ahora. Su gusto por la instantaneidad de las cosas hace pensar esto. Pero por el contrario, él tiene muy claros sus objetivos.

“De acá a lo que queda de año mis planes son conquistar el mundo –suelta una carcajada–, como pinky y cerebroSiendo realista, mis planes son sacar el libro “realidad” y que este llegue a Argentina de buena forma, en librería. Conquistar el mundo, conseguir una polola y aprender cosas como la serigrafía”, comenta con cierto toque humorístico.

Siempre es difícil describir a una persona, más aun cuando es alguien tan disperso como Lafatbordieu. Para muchas personas elegir una sola palabra para definirse es complicado, casi imposiblePero para él resulta sencillo, la palabra sale de su boca casi de manera instantánea. “Si tuviera que describirme con una palabra sería collage, afirma con un tono seco y tranquilo, dándole fin a la entrevista más extensa que le han realizado.